Visitantes recientes

Seguidores

domingo, 20 de junio de 2010

Caro Paraiso


Hoy e caído en la cuenta
Que lo que siempre había creído

Que mi peor enemigo

Estaba durmiendo conmigo

No era tal cosa

Siempre personificó

La mano de Dios,

No ha sido fácil

Tener que asumirlo

Los acabados

Para dar forma y volumen

Lineal y curva

Quebrada o plana

Solo fueron procesos

En la hechura del alma

Para su espiritual ascenso

Tenía que sustituir,

O postergar sueños

Entre tempestades de dolor
Desconciertos y tristezas

Que encadenaron y arrastraron
Que abrumaron y desplazaron.

En meditación profunda
La voluntad cogida de la mano
Con la fe y la unidad
Del compartido sentimiento

Que nos llevó …al altar…


La luz del misterio
Han abierto los cielos
Regalándonos tacto y tino
Liberando dudas y lamentos
Al soplo del viento divino
Se atiza la flama
Se enciende
El fuego del AMOR.

Con cada golpe,
con el mínimo esfuerzo,
la gran obra
se modela
siguiendo el ritmo
de los latidos del corazón.







No hay comentarios:

Publicar un comentario